A. Los siete elementos de la filosofía JIT

 
Inicio | Qué es Sappiens | Contacta con nosotros | Hazte miembroÁrea de Miembros |  Publica en Sappiens

Estás en: Inicio > Producción > Minicápsulas Perfil de miembro: Visitante






Cápsula:    El sistema de producción Just In Time

Título:    A. Los siete elementos de la filosofía JIT


El Just In Time (JIT) es un conjunto integrado de actividades diseñadas para lograr un alto volumen de producción, utilizando inventarios mínimos de materias primas, trabajo en proceso y productos terminados, y se basa en la lógica de que nada se producirá hasta cuando se necesite, y dicha necesidad es determinada por la demanda real del producto.

El Just In Time es el método japonés de productividad creado y utilizado por primera vez en el Sistema de Producción de Toyota en su División de Autos para poner a estos últimos en la Vanguardia en Términos de Tiempo de Entrega y Calidad, creado por Tai Ichi Ohno en la década de los setentas, basado en la Filosofía de la Eliminación del Desperdicio y el Respeto por la Gente, y apoyado en siete elementos principales y de seis fases en su proceso que a continuación detallo.

Los siete elementos de la filosofía JIT

El primero de los elementos internos es la filosofía JIT en sí misma. El segundo es la calidad en la fuente. Hay tres elementos relacionados con ingeniería de producción: la de maquinaria o tecnología de grupo y el tiempo mínimo de aislamiento de máquinas. El sexto elemento interno es un sistema de control conocido como sistema de halar, kanban u operaciones eslabonadas. El elemento externo son las compras JIT.
Primero determinamos que la filosofía JIT la "eliminación del desperdicio" es en realidad el punto clave en todo el fenómeno JIT; por lo tanto aquella fue separada de los siete elementos y se situó en la cima como una sombrilla que comprendía todo lo demás. Los seis elementos restantes son en realidad técnicas y modos para eliminar el desperdicio.

Segundo, comprendimos que no todos los seis elementos son de igual importancia. La calidad es un tema principal. Sin embargo, como los fabricantes occidentales ya comenzaban a preocuparse por la calidad y ya habían sido adoctrinados con muchas de las técnicas relacionadas con estas, no enumeraremos cada técnica de la calidad como un elemento del JIT. La calidad que ha sido tema separado tanto para los fabricantes japoneses como para los norteamericanos durante tantos años, constituye el segundo componente básico necesario para el JIT. Ahora bien, aunque el JIT no es absolutamente necesario para la calidad, esta ciertamente lo es para el JIT.

Los cinco elementos restantes: carga fabril uniforme, operaciones coincidentes, agilización del aislamiento de máquinas, compras JIT y un sistema de halar son todos técnicos, por tanto se clasificaron dentro de un mismo grupo...pero el grupo carecía del tema.

Revisando nuestra ecuación en este punto, vimos que teníamos un concepto distorsionado: un tema sin elementos y cinco elementos sin tema.

Para organizar mejor el planteamiento, pensamos que las cinco técnicas se podían clasificar juntas como técnicas de flujo: es decir, la manera como el proceso fabril avanza de una operación a la siguiente.

Con esto nuestros siete elementos del JIT quedaron organizados de una manera más lógica. Sin embargo, algo parecía faltar. Ese algo era una parte del JIT que no podíamos aislar como elemento porque lo inundaba todo: tenía que estar presente en cada elemento del JIT para que este funcionara. Este ingrediente que todavía faltaba tenía que ver con los recursos humanos: la intervención de los empleados.

Nos habíamos demorado en caer en cuenta de su ausencia porque en la cultura japonesa la intervención de los empleados es algo que se da por sentado, algo en lo cual los gerentes de producción japoneses ni siquiera tenían que pensar al trabajar con el JAT. En el Occidente, en cambio, se hace necesario crear en la empresa una cultura de intervención de los empleados, del trabajo en equipo, para que el JIT funcione.

La filosofía JIT. ¿Qué significa justo a tiempo?

La producción JIT en sus términos más sencillos.

Ejecutada correctamente, la filosofía JIT reduce o elimina buena parte del desperdicio en las actividades de compras, fabricación, distribución y apoyo a la fabricación (actividades de oficina) en un negocio de manufactura. Esto se logra utilizando los tres componentes básicos: flujo, calidad e intervención de los empleados. Primero necesitamos una definición práctica de desperdicio. La empresa Toyota que dio origen a la modalidad JIT, define como desperdicio "todo lo que sea distinto de la cantidad mínima de equipo, materiales, piezas y tiempo laboral absolutamente esenciales para la producción".
Los sistemas JIT combinan la componente de control de producción y una filosofía administrativa. Se requieren cuatro preceptos básicos para el éxito de un sistema JIT:

Eliminación de desperdicio
Participación de los empleados en la toma de decisiones
Participación de los proveedores
Control total de la calidad

El desperdicio tiene una relación estrecha con los procesos que agregan costo. De todos los tipos de desperdicio, el inventario es el que más atención ha atraído. Se asegura que el exceso de inventario cubre otros tipos de desperdicio. Al reducir el inventario, un objetivo del JIT, se descubren estos problemas.

La participación de los empleados como parte de la filosofía JIT va de la mano con la cultura de los sistemas controlados por el mercado. En el sistema JIT esto se logra a través del trabajo en equipo y de delegar autoridad en los empleados. Se da más responsabilidad a cada uno de los empleados en el proceso de producción. Un ejemplo típico es la responsabilidad de la calidad. En su expresión máxima cada empleado puede parar toda la línea de producción, si la calidad no es satisfactoria. Esto se conoce como jidoka en la terminología japonesa.

La participación de los proveedores indica una relación de trabajo distinta con los proveedores. En lugar de verlos como adversarios, los proveedores se consideran socios. La tendencia es reducir el número de proveedores y establecer asociaciones a largo plazo con ellos. Este proceso es también parte del enfoque del TQM (Tecnique Quality Manufacturing), su impacto es mayor cuando se implanta como parte de la filosofía JIT.

---
Julián Guzmán Elisea
Egresado de la Facultad de Contaduría Pública y Administración
julian_guzman@terra.com.mx
Bebidas Mundiales, S.A. - México
Sociedad Latinamericana para la Calidad
www.calidad.org




Si quieres opinar sobre este artículo haz click aquí

Volver al listado de cápsulas


   Cursos destacados (Publicidad)
· Master en prevención de riesgos laborales
· Gestión y creación de PYMES
· Técnico en Construcción
· Mantenimiento Industrial
· Instalador Electricista
· Graduado en ESO
· Acceso a la Universidad
· Fontanería y Electricidad
· Auxiliar de geriatría
· Experto en Ofimática
· Experto Técnico Inmobiliario
· Electrónica y Microelectrónica
· Fontanería
· Enología
· Francés
· Alemán
· Inglés


Google

 
Inicio | Qué es Sappiens | Contacta con nosotros | Hazte miembroÁrea de Miembros |  Publica en Sappiens
 
© 1999 - 2006. Sappiens.com. La Comunidad del Conocimiento