Ir a Sappiens Social >

Ir a Sappiens Community in English >
 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens

Estás aquí: Sappiens > Psicología > Artículos Perfil de miembro: Visitante


Búsqueda personalizada


Psicología Artículos | Websites | Libros | Glosario | Cursos

Ejemplos de trastornos de personalidad

Quiero eliminar mitos sobre los trastornos de personalidad. Hay un descuido de lo que es el estudio de la personalidad en la literatura que se vende como moderna y como he indicado hay test que parecen tener errores tanto de estructura como de contenido. Los libros demuestran que ya no se tiene en consideración en muchas consultas privadas pero mientras en las facultades hay muchos departamentos en un mismo centro dedicados al área. Toman a los alumnos a estudio. Algo que puede ser positivo, pero puede ser negativo si son las únicas muestras de baremación. No obstante para evitar miedos he creído interesante añadir un ejemplo positivo. Una persona puede estar adaptada teniendo un trastorno de personalidad en mayor o menos medida. No sólo los hombres pegan, como se llegó a decir tras los estudios de testosterona.



Ser juez puede parecer fácil, más para los que trabajamos en algo tan coloquial como es la psicología o forma de ser de las personas. Doy ejemplos muy superficiales de cómo cualquiera puede tener relación con temas de delitos y cómo un tipo de trastorno no determina el ser delincuente. Parto de una base que se ha utilizado y es falsa, el delito está relacionado con un tipo de trastorno de personalidad o con todos. La casualidad, ignorancia, prejuicios y tomar parte al identificarse con una de las partes o por nuestro propio interés hacen que condenemos a inocentes o liberemos al culpable.

Tipo de personalidad y delitos

A lo largo de la historia se han intentado dar explicaciones vendiendo lo científico con temas que pueden ser tomados muy en serio pero que en el sentido común nos desmiente. He de decir que la premisa que muchas veces se hace es que lo desterremos lejos al sentido común, porque no es productivo y nos podemos llevar sorpresas y es mejor trabajar sobre lo investigado o abrir líneas de exploración. Algunos son más cucos y con razón hay que estar preparado para todo y se hacen investigaciones y comprobaciones en dos o más sentidos (hipótesis nula o alternas que pueden contaminar la situación y el experimento).

Quiero comentar que la tesis dominante es la de pensar que la personalidad se compone de factores o cualidades que se analizan y que todos tenemos en un sentido positivo o negativo (presencia o ausencia pero dentro de una continuidad). La realidad es más compleja, porque no hay una dicotomía a la hora de describir una cualidad y muchas palabras pueden tener un sinónimo que no coincide con otro segundo que es equivalente. Dios es más sabio y juega con el momento, la situación y como no el demonio suele meter baza para hacernos ignorantes.

Voy a dar ejemplos de que no hay una personalidad que le haga a la persona ser más agresiva o más peligrosa. Todos lo podemos ser asesinos, ladrones... por accidente, o porque estamos pasando una mala racha o porque no tenemos valores muy sociales en un momento o a lo largo de toda la vida. El ser altruista, puede ayudar pero también puede hacerle muy débil en un grupo de personas que tienen valores contrapuestos. La realidad es muy compleja.

Imagine que le dicen por la radio que hay una persona loca. Ha matado a alguien y anda suelto. Muchos sólo dicen que es peligroso, tiene experiencia y que tiene una imagen característica o no. Un tipo de personalidad no lleva a un tipo de delito. Hay algo que está trastocado, entre los factores que enturbian esta tendencia es el de agresividad o debilidad. Puede encontrarse en todos los tipos indicados de trastornos de personalidad. Pondré ejemplos.

Muchos de los test diferencian mal el paranoíde del que ha sufrido un revés y está sensible porque ha visto sus derechos vulnerados. Se ha vendido la visión del pobre delincuente que puede ser tanto un hombre de dinero con educación o un pobre joven que no ha accedido a la escuela. Al ir a la cárcel no va a poder pagar y luego saldrá indemne. Es decir que la víctima es potencialmente en una lectura simplista, un asesino o el culpable que va a privar de derechos a la familia del que se ganaba la vida o muy bien o no estaba en la cárcel. El joven o señor puede trabajar en la cárcel, pero muchas veces no se va a lucrar igual. Una mujer que tiene miedo porque le han contado que son muy malos los hombres se pondrá nerviosa y mal interpretará las cuestiones más normales. Si le piden la hora, es porque se la quieren ?llevar al huerto?. A veces pasa. Esa no es paranoíde si no que tiene una intuición poco científica.

Daré un ejemplo. Una mujer ha leído en el periódico que hay un asesino suelto. Está muy concienciada ya que ve todos los días programas de seguridad y de casos. Ha salido de un curso de armas y le ha parecido reconocer al potencial agresor que se le acerca extrañado. Ella saca la pistola y lo mata. Es un caso de paranoia. Imaginemos que al día siguiente se sabe que el asesino era un vecino del barrio ejemplar, y no el vagabundo que andaba mendigando. La mujer piensa que todos los hombres son agresivos y ha leído que es la testosterona que todos tenemos, pero las mujeres menos. Es decir hay una base científica.

Un caso positivo el de un policía que aún teniendo esa tendencia aprovecha su profesión para dedicarse a evitar el crimen pero lo hace en oficina porque sabe que tendría miedo de que pasara algo en un destino de cierta tensión.

Supongamos que la mujer ha sido violada, algo más frecuente de lo que parece. O por lo menos forzada de alguna manera por algún viejo novio. Esta joven cuando se le acerca el vagabundo lo mata. Pasó el tratamiento pero no se ha recuperado, y no ha encontrado un novio. Siempre anda con sacerdotes o personas que sabe que no la van a tocar a priori. En ese caso, el miedo parece más humano. La impulsividad y la falta de una recuperación y apoyo social le puede hacer además de ser víctima de estrés postraumático y ha cometido un delito. Imaginemos que el hombre sólo le ha pedido la hora, una situación normal. La mujer no está bien.

Se hablan de los trastornos esquizotípicos y esquizoide. En mi época los vinculábamos a un tipo de esquizofrenia o cuadro mixto afectivo y psicótico. El anterior es bastante psicótico, paranoíde. A priori la muerte me da que pensar de que la persona no controla la realidad.

Algunos por ejemplo hablan de las misas negras, no me refiero a una misa normal, ni a un linchamiento de personas de color. Cosa que si tuviera lugar creo que podría considerarse por la forma de vulnerar los derechos. Intentando acercarnos a la realidad actual y no volver a épocas antiguas, dicen que aún hay ritos satánicos en los que se mata gente y se pide como prueba la muerte de animales o personas. Algunos engloban los vagabundos como posibles personas de este grupo. Creo que es restar valor a la personalidad de la persona. Recordemos como muchos hombres ilustres han vivido en la pobreza y han mendigado.

No considero que una religiosa o ermitaño sean esquizotípicos por hablar con Dios o los santos muertos. Algunos puede que hayan entrado por miedo y han desarrollado una vocación tardía o que sean especiales, para eso está la personalidad y sus posibles tendencias.

Imaginemos un chico que se mete en una secta y mata a su novia en un rito creyéndose la reencarnación de algún dios antiguo. Algo que se ve en las películas. Sería un caso, su personalidad no le lleva a que no pueda ser más cosas, puede ser un obsesivo de la limpieza después, antes de que llegue la policía. Un hombre que se emborracha en la calle va borracho y cruza la carretera. Puede que haya querido suicidarse o que haya reconocido al que le ha robado a su esposa y la casa y prefiera que muera también antes de soportar más.

El trastorno límite se caracteriza porque la persona no ha madurado para la edad que tiene. Me refiero a que no entiende, no es válido si no va protegido y no es capaz de ponerse en el lugar de los otros. Hay muchas cualidades, pero sólo quiero mencionar ejemplos.

Supongamos que un joven aprueba el examen de conducir por soborno, para poder trabajar pronto. El padre está desesperado porque no puede abrir un libro, sólo le gusta la pornografía y beber. Su único tema. El joven coge el sábado el coche de su padre sin permiso o por el contrario se pone tan pesado, que se lo deja con la condición de que no beba y vuelva con los amigos y su hermano. El hermano le emborracha y se queda en la discoteca, con la excusa de que ha conocido a una joven. El joven que tiene cierta dificultad para entender normalmente lo que son las señales ya bebido, las entiende menos. Hay un accidente por descuido, pero se empotra contra un camión.

En el caso contrario un joven limitado trabaja y contribuye con su dinero a los gastos e incluso tiene una compañera que conoció en la asociación con la que salen y hay planes. Su enfermedad está siendo tratada y hay líneas de investigación que hablan de que los padres bebían mucho pero al dejarlo y cuidarse le han permitido sentirse seguro y con ganas de luchar.

El trastorno de histeria puede ser tan parecido a la joven que ha sido violada que a veces da miedo y complicaciones a los profesionales. Imaginemos tres hermanas, la mayor despechada y la segunda que se mete a monja. La tercera decide casarse pero cuando se le acercan los chicos se pone colorada, le entran sofocos y además no aguanta la idea de que la puedan abandonar. Todo el día piensa en heroínas de novela. Su preferida es una que el galán lo pasa muy mal porque el padre no lo acepta pero se hace al final rico.

Supongamos que una joven empieza a salir con un joven. El le dice que se va al servicio militar o que ha conocido a otra. Posiblemente intenta dicen el suicidio o lo que es peor, un asesinato de los dos. La joven no quiere repetir la historia de la mayor, y se escuda en que se ha contagiado de alguna enfermedad que los médicos no encuentran.

Imaginemos una joven miedosa con los hombres, que quiere trabajar en el Ejercito. La joven lo supera y se siente realizada. Por ejemplo le ayuda que domina idiomas o es buena en tiro.

El trastorno histriónico parece que sólo depende de los actores. Es falso. Imagine el típico niño que por no querer ir al colegio hace de todo, y le cuenta historias como que la profesora le hace cosas raras, o que le amenaza. Algunos son muy buenos actores porque han leído algo o le han contado otros que la estrategia funciona, algunos juegan con los termómetros y no dejan uno sano.

Un caso hipotético, un joven que quiere librarse de una novia. El joven le cuenta que es estéril ya que pasó las paperas de pequeño y el médico le hizo un tratamiento que no han podido curar. Le comenta que sale con una amiga por las apariencias y que no la va a poder satisfacer pero han quedado así. Cuando se marcha usted descubre que a todos los amigos les ha contado que usted lo ha intentado obligar a casarse porque si no se va a suicidar o lo que es peor le acusará de haberla violado y usted se ha ido a abortar. Les han visto juntos y sus amistades se lo creen. Por la calle la tachan de una mujer interesada y de otras cosas, ha perdido el trabajo y la ven como una mujer acosadora.

Un joven algo exagerado decide montar una academia de peluquería. Las mujeres están muy satisfechas porque todas reciben buenas palabras. Es heterosexual, pero finge que es homosexual.

El narcisimo es fácil de entender. Amor desmedido a uno mismo, a los casos anteriores en cierta medida les pasa eso.

Suponga que usted es un hombre que sólo piensa en sí. Al comprar la casa obliga a que su mujer deje el trabajo, sólo puede gastar usted el dinero y no la deja hablar con nadie. Sólo admite que hablen bien de usted y si no dirige la palabra. El amo de la casa y el día que no le dicen que está bien no dirige la palabra. Ha pegado a su esposa cuando no ha preparado la comida a su gusto o dice una frase inconveniente delante de los invitados, espera a que no estén para no que hablen mal de usted a la espalda. Hay muchas que pueden hacerle feliz.

El caso contrario, un joven narcisista que prefiere vivir solo porque sabe que si se compromete con alguien lo destrozará. Se dedica a muchas actividades y sabe mantener el tipo porque es de risa fácil. El dinero lo gasta en usted y tiene un nivel de vida muy bueno. No hace mal a nadie y si va a las discotecas conoce a gente, pero sabe que no debe comprometerse porque no quiere repetir el infierno de su casa. Esta persona ha optado por ser un soltero y es inofensivo. De joven una joven se intentó suicidar porque la dejó embarazada y murió. Desde entonces no alterna y no se le ha vuelto a repetir el tema. Vive con perros y gatos además de una señora asistenta que le hace todo y a la que considera su madre.

La personalidad evitativa podría englobarse en el ejemplo anterior. Piense que este hombre tiene una experiencia negativa y tiene amistades. Puede ser feliz y no es un ser solitario. La persona que huye, no permite que se acerque la mayor parte de la gente. Muchas veces puede pasa tras un accidente o un susto. La víctima se refugia en su concha o caparazón. Supongamos que uno ha sido testigo de un asesinato, tiene miedo a que le reconozcan o le tachen de culpable.

Imagine que es un profesional que evita los compromisos. No acude a los actos organizados, vigila mucho quien entra en casa para que no le molesten luego. Imagine un cantante que evita los micrófonos y que le deben llevar escoltado porque si no aparece. Hay mucha ansiedad y tras de sí una historia de presiones familiares. El productor le ha destrozado su romance. No quiere hablar con nadie y ya ha pegado a periodistas, dos fans le han presentado querella porque les pegó patadas,...en realidad la agresividad, el alcóhol y como no el corazón destrozado le hace evitar salir a comprar lo necesario. Es un trastorno mixto, pero es lo que más le define es que es cómo un fantasma que nunca se sabe donde está y con el que no se puede contar.

Imaginemos un ejemplo, un hombre se enamora. La joven no le corresponde, y él decide marcharse y evitar todo contacto con ella. Lo intenta con otras personas, pero le queda el haber podido haber luchar por su amor. Este hombre evita a posta porque por ejemplo es muy feo y tiene poco dinero. Renuncia por amor. No obstante respeta su decisión y si la ve, se hace el tonto para no ponerla nerviosa.

La personalidad dependiente es como dice el término la que se basa en la necesidad de los otros para ser ella misma, o para ser reflejo de los otros. Supongamos una mujer que tiene un marido obrero o un director de una gran empresa donde el teléfono debe permanecer cerrado por seguridad. La mujer no lo entiende y monta escenas cada vez que la cuelga por mucho que le diga que se juega la vida o el negocio. Las preguntas son de lo más sencillas y absurdas (Color de los calcetines del niño, si prefiere lentejas o langosta con salsa de anchoas...). Un día recibe la noticia de que su marido ha muerto, en el primer caso se cayó de un andamio al responder a la llamada. En el segundo el marido se tira un tiro cuando su cliente ofendido escucha la estúpida conversación después de haber renunciado a su viaje de vacaciones (el avión salía media hora antes de haber quedado con usted, no lleva ni cinco minuto y le han interrumpido como siempre varias veces) porqué intuía un interés y unos dividendos jugosos. La empresa estaba en la quiebra.

El trastorno obsesivo-compulsivo puede ser también peligroso. Imagine un psicópata que ya tiene tanta pericia que controla las rondas policiales, quién está en casa en el barrio, qué puede pasarle si le sorprende y además ha estudiado las coartadas y las historias de los asesinos más peligrosos y cree que Dios le llama a limpiar el mundo de mujeres tan perversas como su madre. Estoy usando el humor, pero muchos de los profesionales del crimen son muy perfeccionistas.

El caso contrario, un hombre que se dedica a comprar arte a bajo precio. Su pasión es coleccionar y a veces tiene ideas tan extrañas como que el color o el tamaño del sello puede ser más o menos interesante. Sueña o elige después de haber lanzado una moneda por decir algo absurdo y después de haber hecho una jaculatoria que no sabe lo que significa pero que se la enseñó su tía, fatalmente muerta por atropellado. Es en un idioma. No sabe nada de sellos porque acaba de empezar pero selecciona a ese criterio, si sale cruz, lo compra controlando el presupuesto y casualmente ha comprado una colección de un comercio que ha acabado de cerrar. Gana mucho dinero tras hablar con un coleccionista que se la recompra. Ha dejado de fumar y con el dinero ahorrado el estanquero y usted son buenos amigos, acuden a ferias. Casualmente su hijo ha tenido un accidente y gasta todo el dinero en la operación. Piensa reemprender la inversión.

Si se ha dado cuenta he querido dar ejemplos de que el delito no se relaciona con un tipo de personalidad. A veces es terriblemente adaptativo, un padre que puede pagar una operación, otro que es por feo y pobre prefiere buscar a otra mujer que le corresponda mejor, el que le gusta dedicarse a los animales porque las mujeres le critican la muerte de una amiga, el peluquero que las deja a todas guapas, ...es decir desmitificar las etiquetas que nos venden desde la televisión o los periódicos o los propios profesionales. Imagine el policía que descubre que es paranoico porque en casa su tío le contaba historias terribles de descuartizamientos y mutilaciones y quiere evitar que haya asesinatos pero reconoce que si sale a la calle no se adapta. Su tío era policía.

Son ejemplos inventados y supongo que se aprecia, pero sirven para contrarrestar la carencia de ejemplos, que he podido percibir en muchas épocas de mi vida en mi actividad de estudiante. Las dos caras.


Mª Vega Funes Martínez

Autor:    Mª Vega Funes Martínez | Area:    Psicología
Título:    Ejemplos de trastornos de personalidad | Fecha de publicación:    15/08/2007 12:32:03
Etiquetas:    Personalidad

Comentar el Artículo

¿Encuentras este artículo interesante?
Envíalo a SappiensSocial | Compartir en Facebook | Menéalo | reddit!

Otros Artículos de Mª Vega Funes Martínez
Otro Artículos de Psicología
Otros Artículos de Personalidad

Google
 
Web Sappiens.com

¿Necesitas un Banner o Free Banners para tu sitio web o campaña publicitaria? Aquí tienes las nuevas plantillas de Adverstore

Subscríbete a la Newsletter Sappiens!

Únete a nuestro nuevo grupo en Facebook!

Otros Artículos de Mª Vega Funes Martínez
Psicología
Personalidad

Cursos de
Psicología
Personalidad

 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens
 
© 1999 - 2008. Sappiens.com. La Comunidad del Conocimiento