Ir a Sappiens Social >

Ir a Sappiens Community in English >
 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens

Estás aquí: Sappiens > Literatura > Artículos Perfil de miembro: Visitante


Búsqueda personalizada


Literatura Artículos | Websites | Libros | Glosario | Cursos

Argentina, ¿realidad o mito?





Cuenta la leyenda que una vez existió un País llamado Argentina, fue una realidad ¿o un mito?

Todavía no se ha podido revelar esto, pero remitiéndonos a la leyenda comenzaremos por contar como fue creada y como desapareció.

Según parece, a lo largo de los siete días en que Dios tardó en crear al mundo, demostró cierto cansancio, el cual fue advertido por uno de sus Ángeles que lo acompañaba como Secretario (cuentan que ese Ángel era nada más ni nada menos que Satanás) Dios había creado el mundo a través de una computadora muy especial, si partimos del hecho que Dios no se equivoca jamás y que no destruye lo que crea, su computadora no tenía tecla de retroceso, ni tecla de borrar, por lo tanto lo creado -creado está.

Al Séptimo día mientras estaba creando al planeta tierra, decide dividirlo en territorios, y a cada territorio le agregó riquezas, cuando comenzó a crear el territorio que le estaba faltando al hemisferio sur, el cansancio hizo presa de él, en el momento crucial en que le estaba agregando las riquezas correspondientes, dotándolo de grandes masa de agua, a los que llamó océanos, creó una gran variedad de peces y de flora, inventando la cadena alimenticia; le dio a este territorio una gran extensión de tierra, muy productiva y de gran cantidad de colores, con minerales, muchos árboles, montañas, cerros, llanuras y planicies. Pensó que la magnificencia de ellos permitiría al mundo conocer las bellezas creadas por Dios; llenó estas extensiones con variedades de animales, algunos de gran tamaño, muchos podían volar y trasladarse de un lugar a otro con mucha facilidad, ganado de todo tipo, en cantidad.

Es claro que el planeta estaría expuesto a las variables climáticas y astronómicas, pero así y todo este territorio se había convertido en el más rico del planeta. El Ángel que estaba al lado, se dio cuenta de esto, y viendo que Dios tenía los ojos casi cerrados del cansancio, casi con un susurro le dijo:

- Señor, ¿se dio cuenta que ha hecho un lugar, inmensamente rico, y por lo tanto peligroso para el planeta?
Dios se despertó y observó que lo que le decía el Ángel era muy cierto, por lo que comentó:
- Realmente tienes mucha razón, es muy peligroso lo que acabo de crear.
- Y, ¿Qué piensa hacer Señor?, pregunto el Ángel.
- En principio, contestó Dios, lo llamaré Argentina, para identificarlo, luego pondré en él seres humanos muy diferentes a los de los otros territorios.
- ¿Qué quiere decir con eso Señor?, preguntó el Ángel.
- Pues, que sus habitantes tendrán un carácter apacible, dijo Dios.
- Señor, disculpe, pero creo que con eso no alcanza, porque con la riqueza que Ud., puso en ese territorio, hasta el más insignificante ser humano, podría dirigirlo y dominar con mucha facilidad a los otros territorios, dijo el Ángel.
Dios, se quedo pensando un instante y contestó:
- Creo que tienes razón.
- ¿Entonces?, volvió a preguntar el Ángel.
- Ya está, dijo Dios; los voy a dividir en diferentes entidades, Y por las dudas en ese instante comenzó a crear una Entidad común a todos los territorios, llamada Militares.
- De esta manera les va a ser muy difícil ponerse de acuerdo entre ellos, y será muy difícil que puedan pensar en conquistar otros territorios.
- Perdón Señor, dijo el Ángel, no podría ocurrir entonces, ¿que se destruyeran entre sí?
- Es cierto, podría ocurrir eso, contestó Dios.
- Y eso ¿como lo piensa solucionar?, pregunto el Ángel.
- Voy a hacerlo invadir por ambiciosos de otros territorios, con lo cual, tendrán que cuidarse y unirse, para evitar ser dominados.
- Disculpe, dijo el Ángel, ¿pero eso también no es muy peligroso para los argentinos, dado su carácter pacifista?
- Si, pero los invasores, serán de territorios, muy distantes, por lo que les costará quedarse mucho tiempo, contestó Dios.
- Y, ¿con eso alcanzará? Volvió a preguntar el Ángel, quizás, también lo intenten de territorios lindantes.
- Bueno, dijo Dios, también les voy a mandar gente que quiera convivir con ellos, y que sepan aprovechar las riquezas, de esa manera podrán integrarse entre sí, e ir apareciendo generaciones más creativas, pero por supuesto eso será a través de muchísimo tiempo.
Y como corolario Dios, sentenció:
- Que el Hombre no destruya lo que Dios ha creado.

De esta manera, Dios dio por terminada la creación.

Pero el Ángel, muy codicioso y muy taimado, decidió instalarse en la Argentina, pues la consideró un territorio muy propicio, para desarrollar toda su maldad, y destruir la sentencia de Dios.

Es así, que en la Argentina, fueron desarrollándose épocas muy malas y épocas muy buenas, que en definitiva, no eran más que las luchas que ocurrían guiadas por la mano de Dios y la mano de Satanás, según el momento.

Así fueron pasando los siglos, llegando la Argentina hasta el Siglo XXI, que, de acuerdo a los últimos datos encontrados, fue cuando desapareció totalmente de la faz de la tierra, sin quedar bien dilucidado, cuál fue la causa de su extinción.

De todas maneras, han encontrado evidencias de las despiadadas luchas entre Dios y Satanás.

Algunas de ellas ocurrieron durante los años 1800, en que los Argentinos creyeron haber desterrado a sus invasores, y comenzaron las luchas internas entre entidades creadas por Satanás, Federales y Unitarios. Posteriormente allá por el año 1900, y aprovechando guerras de otros territorios, Satanás, a través de las inmigraciones predecidas por Dios, supo hacer de las suyas, por que la evolución de la especie fue usada para ir eligiendo gobernantes que respondían a sus designios, creó una casta de Conservadores (quienes hacían estragos dentro de la gente con bajos recursos (pobres).

Nuevamente intervino Dios y partiendo de esa entidad creada por Satanás pergeño a los: Justicialistas, Radicales, Militares. Al principio actuó de manera muy cautelosa, tratando que hubiera un equilibrio entre los poderosos y los pobres. Se sabe que a partir del año 1914, Dios comenzó a estar mucho más ocupado, con las luchas producidas por los adoradores de Satanás, descuidó a la Argentina, descuido que Satanás aprovechó muy bien, y a partir de los años 60, comenzó un dominio total sobre los más necesitados, usando a los lideres emanadas de las criaturas de Dios (Justicialistas - Radicales - Militares), colocándolas en un péndulo por décadas.

Pero como Dios, a través de sus pequeñas intervenciones, se interponía ante el cruento avance de Satanás, éste logró que desde otros territorios, y a través de grandes tentaciones, seduzcan a los gobernantes en detrimento de los pobres, y por ende en detrimento de la Argentina.
En los comienzos del Siglo XXI, la fuerte presión de los otros territorios, hizo que los pobres explotaran. Pero su falta de educación, la terrible hambruna, no les permitía ver con claridad. Los descendientes de los inmigrantes decidieron emigrar por falta de futuro, y los ancianos que quedaron, gobernados por el mismísimo Satanás, perdieron su última batalla.

Cabe destacar que a lo largo de los años antes mencionados, Satanás fundó huestes de diferente ideología, pero todas ellas con la misma ambición ENRIQUECERSE A COSTA DE LOS POBRES, estas huestes fueron los partidos políticos, los sindicalistas, los empresarios, que juntos, pero separados, atacaron al pueblo, a través de su dialéctica ignominiosa, que los pobres no lograban entender, y aceptaban de manera muy sumisa. Por que les daban dadivas que les permitían sobrevivir por algunas horas.

De hecho que Satanás introdujo nuevas palabras y nuevas frases que usaron los diferentes gobernantes, desconocidas para los argentinos:

Hay que pasar el invierno
Inflación
Hiper Inflación
Desagio
El que apuesta al dólar, pierde
Con la Democracia, se vive, se come, se educa y se sana.
Voy a crear 300.000 puestos de trabajo
De la mano del Gerente del Banco, vamos a levantar las cortinas de los talleres
Síganme, que no los voy a defraudar
Corralito
Ley Tapón
CER
Que sea lo que Dios Quiera


Faltos de fuerzas y de la ayuda de Dios, terminaron por rendirse, y así lentamente fueron extinguiéndose los argentinos.

De todas maneras, parece ser, que Dios se apiadó de ellos, y haciendo un alto en su intervención en los otros territorios, tan solo por décimas de segundos, tomo una decisión, para aliviar definitivamente los problemas de los Argentinos.

Lo que no se sabe bien, es si, los destruyó, o los reubicó bajo otro nombre y otra identidad con el fin de que Satanás no los encontrará.
También queda en claro que la lucha entre Satanás y Dios, aun continua en la Tierra.

¿Hasta cuando?
Solo Dios lo sabe.

---
OSALDI
Oscar Alberto Díaz
osaldi@speedy.com.ar
Este relato histórico fue redactado por OSALDI, quién ha adquirido de sus ancestros argentinos, gran parte de las dos profesiones que ellos supieron desarrollar muy bien (OPINOLOGO Y TODOLOGO)


Autor:    Oscar Alberto Díaz | Area:    Literatura
Título:    Argentina, ¿realidad o mito? | Fecha de publicación:    19/09/2002 13:32:52
Etiquetas:    Cuentos para reflexionar

Comentar el Artículo

¿Encuentras este artículo interesante?
Envíalo a SappiensSocial | Compartir en Facebook | Menéalo | reddit!

Otros Artículos de Oscar Alberto Díaz
Otro Artículos de Literatura
Otros Artículos de Cuentos para reflexionar

Google
 
Web Sappiens.com

¿Necesitas un Banner o Free Banners para tu sitio web o campaña publicitaria? Aquí tienes las nuevas plantillas de Adverstore

Subscríbete a la Newsletter Sappiens!

Únete a nuestro nuevo grupo en Facebook!

Otros Artículos de Oscar Alberto Díaz
Literatura
Cuentos para reflexionar

Cursos de
Literatura
Cuentos para reflexionar

 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens
 
© 1999 - 2008. Sappiens.com. La Comunidad del Conocimiento