Ir a Sappiens Social >

Ir a Sappiens Community in English >
 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens

Estás aquí: Sappiens > Geriatría > Artículos Perfil de miembro: Visitante


Búsqueda personalizada


Geriatría Artículos | Websites | Libros | Glosario | Cursos

Violencia contra las personas adultas mayores en el Perú





1.- INTRODUCCIÓN.

Actualmente nuestra sociedad tiene -lamentablemente- entre una de sus principales características el fenómeno de la violencia. Ésta, se manifiesta de manera diversa y tiene como causa, una crisis generalizada: política, social, económica y cultural.

Las expresiones de violencia, si bien es cierto impactan en todos los sectores sociales, se orientan y afectan principalmente a los excluidos y discriminados como mujeres, niños y niñas, personas con discapacidad y personas adultas mayores. Efectivamente, toda manifestación de violencia se ejerce con mayor frecuencia en contra de aquellas personas que, por diversos motivos, no denuncian o no se sienten facultados para denunciar o simplemente consideran que aquella forma de maltrato es parte de la normalidad.

La sensibilización inicial frente al tema Violencia, se abordó sólo desde la perspectiva de la mujer maltratada o golpeada, y fue producto de las acciones de organizaciones feministas que promovían la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer. La evolución posterior dio lugar a ampliar esta visión incorporando a otros sujetos del núcleo familiar.

El tema adulto mayor y su problemática ha adquirido importancia en nuestro país en los últimos años, en directa relación con el progresivo envejecimiento de la población. Esto ha llevado a la necesidad de preocuparse de problemas de toda índole que afectan a este grupo etáreo, y que si bien han existido siempre, sólo ahora se develan en toda su magnitud.

Sin embargo, aún no se han realizado los esfuerzos suficientes para abordar un estudio integral de esta problemática en el ámbito nacional, solamente existen informes parciales y muy localizados, que nos hacen comprender la necesidad de investigar el tema.

2.- DEFINICIÓN.

La falta de consenso a nivel terminológico, así como la escasa información estadística sobre la problemática ha dado como consecuencia que el proceso de reconocimiento público del maltrato como un problema social y del consiguiente abordaje preventivo por parte de las instancias oficiales encargadas de velar por el bienestar de las personas adultas mayores, esté tardando demasiado, y también ha ocasionado importantes dificultades para estudiar el tema.

Una definición que nos puede ayudar a abordar este tema es la siguiente: ?El maltrato es un hecho o situación que ocasiona algún tipo de daño sufrimiento y malestar a una persona. El maltrato puede ser físico, psicológico, económico y/o sexual. Puede ser un incidente aislado o repetido y puede ser un acto consciente o inconsciente por parte de quien abusa. Cualquier persona mayor puede ser el blanco de un caso de abuso?

También se sabe que la esperanza de vida es mayor en las mujeres que en los varones, y que por tanto las víctimas de dichos maltratos tienden a ser mujeres, las que muchas veces tienen serios problemas de salud. Estudios realizados en diferentes países coinciden en señalar que en la mayoría de casos la víctima es una mujer, muy mayor (mayor de 75 años), con discapacidades físicas o mentales, que vive con familiares y que sufre varios episodios de abusos.

3.- CAUSAS DE LA VIOLENCIA.

En el caso de las personas adultas mayores, el maltrato encuentra como causa, entre otras, los elevados niveles de dependencia, la pérdida de su rol social, la baja autoestima, y los bajos niveles de ingreso.

La dependencia (económica, emocional y física) hace que muchas víctimas de maltrato no delaten a su victimario o victimaria. Esto las convierte en sujetos perfectos para toda forma de abuso. Por otra parte, muchas personas mayores sienten temor a sufrir daños mayores si acusan a su agresor. Este temor no es infundado debido a que se encuentran, en muchas ocasiones, en situaciones de aislamiento e indefensión y, a menudo, la persona maltratante es un familiar cercano. Estos factores influyen directamente en su calidad de vida y, especialmente en su autoestima. Por otra parte, la soledad y el aislamiento constituyen uno de los mayores miedos de este grupo etáreo, lo que puede llevarlos a aceptar condiciones absolutamente injustas e indignas para ellos.

4. MANIFESTACIONES DE VIOLENCIA.

Como se ha señalado, en su definición y características hay influencias culturales, determinadas valorizaciones y hasta cargas emocionales y éticas, las cuales determinan que lo que para unos es un hecho calificado como maltrato, para otros no tenga este significado. Al margen de estas consideraciones, existe cierto consenso al señalar que, cuando hablamos de maltrato contra el adulto mayor nos referimos a todo hecho o situación que ocasiona algún tipo de daño a estas personas y que le impiden su bienestar integral.

Erróneamente, se identifica el maltrato solamente en su forma de violencia física o verbal, pero no se aprecian en su real magnitud, las diferentes formas en que éste puede manifestarse con las personas mayores.

4.1La violencia física se manifiesta a través de agresiones que dañan la integridad corporal, realizadas con la intención de provocar dolor, lesión o ambas. Se da mediante el golpe físico o cualquier hecho que ocasiona lesión. Ejemplos comunes son los empujones, sacudones, bofetadas, golpes, cortes, quemaduras, ataduras, agresiones o amenazas con armas etc. Pueden o no dejar signos visibles.

4.2También podemos hallar abuso sexual, cuando se produce un acto de naturaleza sexual contra la voluntad de la persona mayor, empleando para ello el uso la fuerza. Como todo acto de esta naturaleza, es ocultado porque la víctima puede ser sometida al aislamiento por parte de la sociedad y la familia. Pero el abuso sexual, puede darse también a través de palabras o gestos insinuantes, manoseos, caricias inapropiadas o exhibición de genitales.

Además de las descritas existen otras formas de violencia indirecta o encubierta y que se dan con mucha frecuencia:

4.3La violencia psicológica o maltrato emocional, que se expresa a través de acciones sistemáticas dirigidas a producir malestar mental. Se da por agresiones verbales, amenazas, intimidación, humillación, ridiculización, y cualquier otra conducta degradante; también mediante insultos, burlas, actitudes de rechazo, amenazas, indiferencia, destrucción de objetos apreciados y sobreprotección, que genera sentimiento de inutilidad o resta independencia, entre otros. Este tipo de maltrato se orienta a la degradación o control de las acciones, comportamientos, creencias y decisiones de la persona mayor que pueden producir perjuicio en su salud psicológica, en la autodeterminación, en la pérdida de su autoestima y en el deterioro de su bienestar. Con estos actos se someten a la víctima a una lenta tortura emocional que produce heridas invisibles, pero no por ello menos dolorosas o perjudiciales.

4.4El maltrato por descuido o abandono consiste en dejar de brindar a la persona adulta mayor los cuidados o supervisión que necesita para su alimentación, vestido, higiene, vivienda y la atención familiar. Este tipo de maltrato va directamente contra el normal desenvolvimiento de las personas mayores en su vida diaria y va generando un deterioro en su calidad de vida. Las conductas negligentes no sólo como el resultado de la falta de atención individual o de la familia, sino también, como la falta de una organización formal y de instituciones gubernamentales que brinden los servicios adecuados a las personas mayores.

En este tipo de maltrato se puede observar el estado físico o apariencia de la persona mayor: condiciones de higiene inadecuada, contextura muy delgada, palidez, apariencia enfermiza, y otros.

4.5El maltrato Cultural, se da en situaciones que atentan contra la identidad cultural del adulto y adulta mayor. Se aprecia cuando no se le deja expresar sus costumbres, cuando hay expresiones de burla de su vestimenta, de su lengua nativa, etc. Este tipo de maltrato podría identificarse con el emocional, pero se diferencia teniendo en cuenta que las personas mayores son los principales sectores de la población que conservan sus tradiciones y cultura, que en el Perú generalmente son desvalorizadas por las nuevas generaciones, y son víctimas de burlas y humillaciones.

4.6El abuso Económico constituye otra forma de maltrato solapado. Se manifiesta cuando se da mal uso, se explota y/o bloquea los bienes o el dinero de las personas mayores, se provoca daño, pérdida, robo o falsificación de objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos, etc. Ejemplos clásicos de este tipo de maltrato, es el arrinconamiento de los ancianos en sus propias casas, en la utilización por terceros de la pensión o jubilación, así como la apropiación de bienes muebles o inmuebles mediante fraude, engaño o amenazas a la persona mayor.

4.7A nivel extra familiar se da el maltrato estructural cuando no se han generado las condiciones para la adecuada satisfacción de las necesidades básicas de las personas afectando el ejercicio de los derechos. Cuando no tiene recursos para atender sus necesidades de salud, vivienda, alimentación, y vive en situaciones de pobreza o indigencia. También cuando se carece de pensiones o estas son muy bajas y la falta de oportunidades de capacitación para desarrollar algún trabajo remunerado.

4.8La marginación y violación de derechos tiene que ver con la limitación o el impedimento de las personas para ejercer sus derechos ciudadanos cuando aún desea ejercerlos, pero no cuenta con facilidades que ayuden a superar sus limitaciones físicas. También se refiere a la violación de ciertos derechos legales e inalienables de los adultos mayores, como por ejemplo, su derecho al libre tránsito, o cuando se restringe su libertad al ser confinados, o la negación de conceder intimidad al anciano, negación a la toma de decisiones, aislamiento de los amigos, su derecho a la información, etc.

5.- LAS NORMAS SOBRE VIOLENCIA FAMILIAR.

Si bien es cierto las formas de violencia contra los adultos y adultas mayores pueden darse tanto dentro como fuera del hogar, según lo descrito líneas antes, se puede colegir -aunque no existen datos estadísticos precisos- que la mayor parte del maltrato contra ellos y ellas se da al interior de las familias.

Mediante la Ley N° 26260, de 23 de diciembre de 1993, se establece en el Perú por vez primera, la política del Estado y de la sociedad frente a la violencia familiar, así como las medidas de protección que corresponden. Anteriormente, este tipo de casos debían ventilarse de acuerdo a lo establecido en las normas penales correspondientes.

Esta norma inicialmente estableció que constituían ?manifestaciones de violencia familiar los actos de maltrato físico y psicológico, entre cónyuges, convivientes o personas, que hayan procreado hijos en común aunque no convivan y, de padres o tutores a menores de edad bajo su responsabilidad.? Es decir, no se consideraba a las personas mayores, ya que para considerarse forma de violencia, el maltrato debía ser ejercido contra un menor o entre miembros de una pareja o ex pareja.

Es todavía en 1997, mediante Ley N° 26763 de 25 de marzo, que de una manera generalizada se incorpora a las personas mayores como sujetos pasibles de actos que configuren violencia familiar. Esta norma en su artículo único modifica el artículo 2° de la Ley N° 26260, estableciendo que ?se entenderá por violencia familiar cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción graves, que se produzcan entre... c) Ascendientes?

Sin embargo, en términos generales, tanto la norma base y sus posteriores modificatorias, se encuentran orientadas claramente a la búsqueda de prevención, atención y protección a mujeres, niños y niñas, tal como podemos apreciar en las normas concordantes: Ley N° 27007- Ley que faculta a las Defensorías del Niño y del Adolescente a realizar Conciliaciones Extrajudiciales con Título de Ejecución; Resolución Ministerial Nº 241-99-PROMUDEH- Aprueban Guía de Procedimientos para la Atención de Casos en las Defensorías del Niño y el Adolescente; Ley Nº 27637-Ley que crea Hogares de Refugio Temporales para Menores Víctimas de Violación Sexual, entre otras.

6.- LOS PROYECTOS DE LEY.

Ante esta ?invisibilización? algunos parlamentarios-con la mejor voluntad- han propuesto interesantes proyectos de ley, cuyo contenido guarda directa relación con las alternativas propuestas para abordar la violencia contra las personas mayores.

6.1 Derechos.

Gran parte de los proyectos coinciden en la necesidad de dictar una Ley General para las Personas Adultas Mayores, la cual establecería una serie de derechos para este grupo poblacional, siendo el principal el derecho a la protección jurídica y psicosocial en especial a aquellas afectadas por la violencia física, sexual, psicológica y patrimonial. Asimismo, se establecería la obligación que el grupo familiar con quien habite un adulto mayor, procurare, según sus posibilidades, que éste goce de un ambiente adecuado para asegurar su seguridad física y protección.

6.2 Prohibiciones.

De otro lado se establecen como prohibiciones a los integrantes del grupo familiar: i) realizar todo acto de discriminación, aislamiento, segregación, prepotencia, abuso o maltrato físico o psicológico; ii) propiciar, inducir u obligar a realizar actos de mendicidad, actos ilícitos, o algún trabajo o actividad en contra de su voluntad, que implique un esfuerzo físico que deteriore o perjudique su salud o status social; iii) impulsar o inducir a que realicen algún acto que ponga en riesgo su persona, bienes o derechos; y, iv) cuando un adulto mayor comparta con algún familiar su vida en común, esta convivencia no podrá ser interrumpida a menos que él así lo decida, o bien, cuando por resolución judicial se declare que se encuentra en situación de riesgo del adulto mayor.

6.3 Sanciones.

Agresión física.

Será sancionado con pena privativa de libertad de uno a seis meses quien ejerza contra un adulto mayor, una acción u omisión que produzca, como consecuencia, menoscabo de su integridad física, cuando los daños no lleguen a determinar algún tipo de incapacidad.

Agresión sexual.

Será sancionado con pena privativa de libertad de uno a seis meses quien acose sexualmente a un Adulto Mayor con proposiciones irrespetuosas o además grotescos o mortificantes. La pena será de seis a 12 meses de prisión cuando el acoso sexual consista en tocamientos inmorales o actos exhibicionismo.

Agresión psicológica.

Será sancionado con pena privativa de libertad de uno a diez meses quien, por cualquier medio, ejerza presión psicológica destinada a degradar o manipular los comportamientos y las creencias del adulto mayor, cuando esto resulte perjuicio para su salud psicológica.

Explotación de adultos mayores.

Será reprimido con pena privativa de libertad de dos a cuatro año, quien abusando de su situación de poder, de hecho o de derecho, o de un estado especial de vulnerabilidad del adulto mayor, lo induzca a un acto de disposición sobre sus bienes, derechos o recursos económicos, de forma que importe efectos jurídicos perjudiciales para ella o sus dependientes directos. Cuando se declare, en sentencia judicial firme, que en el traspaso de bienes ha mediado explotación perjudicial para el adulto mayor, sin perjuicio de las sanciones penales que correspondan, la sanción jurídica contra el negocio comprenderá la nulidad de lo actuado.

Inhabilitación especial.

Además de la causal de indignidad, el complemento de la pena de un delito de agresión, en cualquiera de sus modalidades, contra un adulto mayor, comprenderá una inhabilitación especial, por un período igual al de la indignidad, para construir o dirigir centros de atención a los adultos mayores o laborar en ellos. Por estos hechos, la condena de quien labore en tales centros se considerará falta laboral grave y acarreará el despido, sin responsabilidad patronal.

7.EL TRATAMIENTO DE LAS SITUACIONES DE VIOLENCIA CONTRA LOS ADULTOS MAYORES EN EL PLAN NACIONAL PARA LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES 2002-2006.

El Plan Nacional para las Personas Adultas Mayores 2002-2006 , constituye un instrumento para la gestión de acciones orientadas al bienestar de las personas adultas mayores en el país.

Tiene una visión integral, sin embargo, a efectos de su implementación focalizada, se ha elaborado políticas específicas en las cuales se están considerando cuatro áreas que a lo largo de su elaboración y consulta han sido identificadas como las más críticas. Estas son: Envejecimiento saludable, que a su vez contiene los temas de salud, nutrición y uso del tiempo libre; Empleo, previsión y seguridad social; Participación e integración social; y, Educación, conciencia y cultura sobre el envejecimiento y la vejez.

La estrategia global considerada para el Plan se sustenta en las estrategias de los Lineamientos de Política , los cuales postulan la coordinación multisectorial e interinstitucional, la participación de los adultos mayores y sus organizaciones, la consideración de la real capacidad de las familias de los adultos mayores para asumir responsabilidades, la incorporación del enfoque de género, la formación de redes de servicios integrales, la investigación y estudio permanentes y, el fortalecimiento de las estructuras administrativas.

Dentro de las políticas específicas tenemos:

Envejecimiento Saludable
a) Salud: Área de Promoción de la Salud
6. Realizar acciones de sensibilización y capacitación, dirigidos a todo el personal de salud, tanto público como privado, sobre contenidos de gerontología y geriatría, con el componente afectivo-emocional a fin de que se brinden servicios con calidez y calidad, con un enfoque de género y adecuada supervisión.

Esta medida tiene como responsables al antiguo PROMUDEH, (hoy Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social-MIMDES), al Ministerio de Salud, a ESSALUD, y Sanidad de Fuerzas Armadas y Policiales.

Educación, Conciencia y Cultura sobre el Envejecimiento y la Vejez.
33. Incorporar en el Programa Nacional contra la Violencia Familiar y Sexual, acciones de prevención, asistencia y rehabilitación orientados a disminuir y eliminar el maltrato de las personas adultas mayores y a defender sus derechos, con enfoque de género y considerando las diferencias culturales.

Esta medida tiene como responsable al antiguo PROMUDEH, (hoy Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social-MIMDES)

Participación e Integración Social
28. Incorporar, en los programas de ejecución de los diferentes Sectores dirigidos al fortalecimiento de la familia, una línea de acción orientada a la reincorporación de las personas adultas mayores, en los aspectos de la vida familiar, especialmente en la toma de decisiones.

Esta medida tiene como responsable al antiguo PROMUDEH, (hoy Ministerio de la Mujer y Desarrollo Social-MIMDES) a las Municipalidades, EsSALUD, y ONGs.

Como se puede apreciar la problemática fue detectada oportunamente y se han establecido medidas concretas en cada una de las Políticas Específicas en que se divide el Plan. Sin embargo, a más de un año de su vigencia resulta oportuno realizar un balance sobre lo avanzado en la materia, más aún si el MIMDES cuenta en su estructura, desde agosto de 2002, con la Dirección General de Personas Adultas Mayores, órgano de línea que tiene como función ?promover, coordinar, dirigir, ejecutar, supervisar y evaluar las políticas, planes, programas y proyectos en el campo de las personas adultas mayores, en especial en aquellas poblaciones que sufren discriminación y exclusión social, y se encuentra en situación de pobreza y pobreza extrema? .

Al no contar con un Informe Oficial sobre el avance del Plan Nacional, resultaría parcializada y falta de integralidad, realizar una evaluación sobre su implementación en base de información extra oficial o incompleta, razón por la cual nos limitamos a saludar la reciente conformación de la Comisión Multisectorial encargada de la implementación, ejecución, seguimiento y evaluación del Plan Nacional para las Personas Adultas Mayores 2002-2006 . Consideramos que la concretización de su conformación y el compromiso de cada uno de los y las representes que la integran, permitirán lograr todos y cada uno de los objetivos del Plan y de la Comisión.

8.- PERCEPCIÓN DE LAS SITUACIONES DE MALTRATO

Resulta interesante revisar los resultados de la Encuesta Sobre Vida Familiar en Lima Metropolitana realizada por el INEI , con relación a cómo se percibe el maltrato dentro del hogar.

En este estudio, podemos apreciar que el maltrato a las mujeres adultas y las niñas es captado con mayor facilidad, de allí la respuesta más altas a la pregunta ¿a quién se maltrata más? Se obtuvo un 37.5% y 32.5%, respectivamente, del total de encuestados. En tanto que el maltrato a las adultas y adultos mayores únicamente llega a 1.9% y 1.6% respectivamente.
Como se había señalado líneas antes, las situaciones de maltrato en contra de las Personas Adultas Mayores se percibe como casi inexistente a nivel social, a pesar de los estudios y el esfuerzo del Estado y los organismos especializados por expresar una voz de alerta sobre esta problemática la cual requiere tratamiento inmediato con el compromiso de todos los involucrados en su prevención y atención.

9.- PROPUESTAS

Estas formas de violencia cotidiana con adultos mayores requiere la puesta en marcha de acciones que van desde el ámbito familiar, la comunidad educativa escolar y universitaria y la sociedad en general; por lo que se proponen las siguiente acciones :

9.1 Desde el Estado.

  • El reconocimiento del maltrato a las personas mayores como un problema social y la consiguiente planificación desde instancias oficiales de las estrategias e intervenciones preventivas y asistenciales apropiadas.


  • Generar mecanismos para que se brinde un marco de protección legal adecuado a las necesidades de la población adulta mayor.


  • Implementar el Plan de para las Personas Adultas Mayores 2002-2006, que incluye aspectos de prevención del maltrato y de promoción de una cultura de respeto hacia éstas.

9.2Desde los Gobiernos Locales

  • Fomentar su integración, generando en la comunidad espacios integradores e intergeneracionales.


  • Fortalecer y promover espacios de orientación y conciliación, para atender las denuncias de maltrato hacia las personas adultas mayores.


  • Promover una mayor participación de este grupo poblacional, a fin que pueda contribuir con alternativas de solución a esta problemática y continúe aportando al desarrollo de su comunidad.

9.3Desde la Familia

  • Revalorar el aporte de las personas adultas mayores dentro de la vida y economía del hogar.


  • Generar los mecanismos para que las personas adultas mayores se sientan útiles y con la posibilidad de opinar y decidir en acuerdos familiares.


  • Crear un ambiente que brinde afecto, respeto y constituya un real soporte para sus miembros mayores, especialmente para aquellos que tienen algún grado de discapacidad.


  • Rechazar toda forma de discriminación en especial contra las mujeres adultas mayores.

9.4Desde los Medios de Comunicación

  • Contribuir a mejorar la imagen de las personas adultas mayores, desterrando mitos y estereotipos que, generalmente, rodean la figura de éstas.


  • Promover campañas de sensibilización para evitar su desvalorización.

9.5Desde la Comunidad Académica

  • Actualizar y sistematizar la información existente de maltrato en este grupo poblacional.


  • Promover la investigación que permita ahondar, por un lado, en el estudio de las necesidades de las personas mayores y de quienes las cuidan y, por otro en el conocimiento de las relaciones que se establecen entre ambos.


  • Apoyar las actividades educativas formales e informales que procuren informar y educar a la población sobre las distintas etapas fisiológicas del desarrollo humano y social, especialmente sobre el significado de la senectud y sobre la adecuada valoración de los Adultos Mayores como integrantes activos y participativos de nuestra sociedad como también sobre los valores éticos.

9.6Desde las Organizaciones de Personas Adultas Mayores

  • Generar espacios de información y divulgación, sobre el derecho a un buen trato por parte de las personas adultas mayores. En caso de producirse acciones de maltrato, brindar orientación para que efectúen sus denuncia.

10.REFLEXIONES FINALES.

A manera de conclusión quisiera remarcar algunos conceptos centrales que a lo largo del presente artículo se ha tratado de exponer: i) la problemática de la violencia en contra de las personas adultas mayores es un problema de salud pública generalmente soterrado y que en muchos casos se ejerce de manera involuntaria o inconsciente por parte del maltratante; ii) esta situación es ejercida sobre la base de una relación de desigualdad, poder y temor; iii) la superación de esta problemática no es tarea del Estado solamente, se hace necesaria la participación activa de los propios actores sociales como la familia, los medios de comunicación, la comunidad académica y las propias organizaciones de personas adultas mayores.

Finalmente, considero oportuno señalar que ni las Leyes más estrictas, ni los planes mejor elaborados encontrarán una base sólida sobre la cual aplicarse si no se realiza previamente una gran campaña de difusión y sensibilización sobre lo que significa ser persona adulta mayor y lo que los adultos mayores pueden aportar a la sociedad, y de esta manera generar toda una cultura de respeto y protección para los que más han vivido.


David Palacios Valverde
davidpalacios@peru.com


Autor:    David Palacios Valverde | Area:    Geriatría
Título:    Violencia contra las personas adultas mayores en el Perú | Fecha de publicación:    17/11/2003 16:34:52
Etiquetas:    Maltrato de personas mayores

Comentar el Artículo

¿Encuentras este artículo interesante?
Envíalo a SappiensSocial | Compartir en Facebook | Menéalo | reddit!

Otros Artículos de David Palacios Valverde
Otro Artículos de Geriatría
Otros Artículos de Maltrato de personas mayores

Google
 
Web Sappiens.com

¿Necesitas un Banner o Free Banners para tu sitio web o campaña publicitaria? Aquí tienes las nuevas plantillas de Adverstore

Subscríbete a la Newsletter Sappiens!

Únete a nuestro nuevo grupo en Facebook!

Otros Artículos de David Palacios Valverde
Geriatría
Maltrato de personas mayores

Cursos de
Geriatría
Maltrato de personas mayores

 
Inicio | Qué es Sappiens | Contactanos | Hazte SappiensArea Privada Sappiens  |  Publica en Sappiens
 
© 1999 - 2008. Sappiens.com. La Comunidad del Conocimiento